Presentación

Posted on

goyaLos problemas de relaciones entre las personas, más comúnmente conocidos como Problemas de Conducta, se encuentran claramente asociados a un déficit de habilidades y no, como se creyó hace varias decenas de años, a un temperamento agresivo o a una personalidad psicópata.

De una manera totalmente absurda y claramente interesada, estos problemas  han empezado a medicalizarse, proporcionando a estos niños, adolescentes, jóvenes y adultos, fármacos antipsicóticos (derivados de la risperidona).

Obviamente, si se pone una camisa de fuerza a una persona, ésta ya no puede agredir a nadie…, pero tampoco puede establecer una relación sana con los demás. La risperidona es una “camisa de fuerza química” que actúa sobre el sistema nervioso de una manera similar a un anestésico: mientras está en la sangre no se nota el dolor, pero cuando se metaboliza, el dolor vuelve porque no se ha resuelto la causa del mismo.

Desde hace muchos años las dificultades de la vida de relación se atribuyen a un déficit de aprendizaje de ciertas habilidades que se denominan sociales. Habilidades que deberían ser adquiridas, en primer lugar, en el seno de la familia y complementarse en la escuela a través de Programas Formales de Enseñanza incluidos en el currículo.

La realidad es que muchos padres se encuentran desorientados sobre cómo deberían actuar en relación con la conducta de sus hijos, de modo similar a bastantes profesores de educación infantil, primaria y secundaria. Fracasados los modelos basados en el autoritarismo educativo, se ha abandonado el ejercicio de la autoridad, quizás por el excesivo parecido de los dos términos.

Inhibición, Sobreprotección y Punición (Toro, J.) son los estilos educativos más frecuentes en los hogares y en las escuelas, poniendo de manifiesto la falta de conocimiento de otro estilo educativo alternativo: la Educación Asertiva (Wolpe, J.).

Este déficit de “competencia educativa” es uno de los factores que explica el progresivo deterioro de las relaciones familiares, escolares y sociales en general, con el frecuente resultado de conductas agresivas y un nivel de inadaptación social cada vez más elevado en nuestras familias, escuelas y ciudades.

Por tal motivo, consideramos de una importancia trascendental dedicar un sitio web a los diversos aspectos que conciernen a la Educación ASERTIVA.

Les invitamos a visitar sus diversas secciones.